Curso de Git (I): Instalación y configuración

En esta serie de posts vamos a conocer Git a través de su libro oficial escrito por Scott Chacon. Git es un sistema de control de versiones distribuído que nos permitirá gestionar los cambios de los archivos de un proyecto y también compartirlo con el resto de integrantes de nuestro equipo de trabajo. Aunque se trata de una herramienta pensada para equipos de trabajo, una sola persona también se puede beneficiar de ella gracias a la gestión del versionado del código, ya que siempre podrá recuperar el trabajo que hizo con anterioridad.

Los sistemas de control de versiones distribuídos (dVCS, en sus siglas en inglés) se diferencian de los clásicos sistemas de control de versiones centralizados (cVCS) en el hecho de que mientras que en éstos últimos existe un servidor en el que se guardan todos los cambios (versiones) que afectan a los archivos, en los distribuídos dichos cambios se guardan (se “copian”) en todos los equipos que participan en el proyecto. Así, si el servidor  en el que se guardan los repositorios explota (y también las copias de seguridad), se podría volver a reconstruir el repositorio original a partir de cualquiera de las “copias” que hay distribuídas en el resto de equipos cliente.

Sigue leyendo

Aprende GIT en 15 minutos

GIT es un sistema de control de versiones diseñado por Linus Torvalds que está pasando por un muy buen momento: cualquier desarrollador que se precie debería conocerlo o utilizarlo, hasta el punto que muchas ofertas de empleo piden que el solicitante incluya su repositorio público de proyectos para poder echarles un vistazo.

GIT se ha popularizado gracias a GitHub, un servicio de hosting de repositorios que proporciona desde cuentas públicas gratuítas hasta cuentas privadas de pago, según el número de repositorios. Si poseemos una cuenta pública gratuita el contenido de los repositorios podrá ser accedido por todo el mundo, pero podremos seleccionar quién puede subir contenido, mientras que las cuentas de pago son privadas.

Aunque existen GUI’s (interfaces gráficas de usuario) para trabajar con GIT (disponemos de ejemplos en la página de GitHub), es posible trabajar con más agilidad desde la línea de comandos, pero ello puede echar para atrás a más de uno; por eso, GitHub junto con Code School, han desarrollado un simulador de GIT para practicar  los comandos y dominar este CVS (sistema de control de versiones).